Arrow 1×18: Haciendo conexiones

Antes de hablar del episodio en sí, un pensamiento, ¿no se está tomando demasiado en serio Calle 13 el tema de respetar los parones de emisión de la CW? Su retransmisión empezó más tarde y tenían episodios de ventaja, así que en teoría, ¿no deberían de aprovecharse de ello y no atarse a aquellos calendarios? Lo digo porque la semana que viene tendremos episodio, pero tanto el 1 como el 8 de Mayo, la cadena de pago española emitirá episodios repetidos, imitando el parón que tuvo la serie en los EE.UU. entre los episodios 19 y 20 de dos semanas (entre el 3 y el 24 de Abril). Ahora que estamos en la recta final, ¿no sería mejor que siguieran con la emisión sin parones? Porque les queda el tema perfecto para hacerlo, y aún emitirían una semana atrasados… En fin, esto son divagaciones mías. El episodio en sí, me gustó mucho más que el de la semana pasada.

Esta semana también nombro a los guionistas del episodio, pero para decir que hacen mucho mejor trabajo que los de la semana pasada, con un buen guión que hace todo lo que puede por dejar un buen episodio a pesar de las limitaciones de la serie, que las tiene, también a nivel estructural. Lo dicho, Drew Z. Greenberg y Wendy Mericle, ambos (sobre todo el primero) con buenos trabajos a sus espaldas, firman un buen guión y se nota.

Y eso que, como siempre, la serie tiene muchas subtramas ocurriendo simultáneamente, lo cual a veces afecta al ritmo e interés de las mismas (bueno, y en este episodio deja claro lo mucho que tenemos que suspender la credibilidad sobre el transcurso del tiempo en unas tramas mientras nos enseñan que pasa en otras). Esta semana, sin ir más lejos, tenemos el flashback (no me molesto en hablar de él, es lo de siempre: avanza historia, no está mal, pero el argumento apenas tiene tiempo para coger tracción), la historia de Moira, la de Thea, la de Laurel y la principal. Por suerte, las últimas, de una forma u otra, terminan uniéndose de un modo más concreto o más abstracto. Vamos por partes.

Volvemos a las conspiraciones de Moira y seguimos menos interesados en los planes de los Iluminati de Starling City, y más las traiciones y el peligro personal, lo cual, sinceramente, no es mala idea, porque resulta más fácil preocuparse por  lo que hacen y sufren ciertos personajes que por planes misteriosos de gente misteriosa que opera de manera misteriosa con misteriosas intenciones.

La historia de Laurel cierra la estupidez profunda que empezó hace un par de episodios de la mejor y más sensata manera posible. Hasta cierto punto, creo que hasta se han sacado cosas buenas del tema, que sobre el papel, es bastante sonrojante y concluye de forma interesante para que todo haya servido de algo.

Thea empieza el episodio en su propia serie de la CW, donde la dejamos la semana pasada. Por un lado, lo bueno es que no sigue ahí todo el episodio y su historia termina unida a la principal (aunque a través de algo que está cogido con pinzas y ante lo que sientes la necesidad de decir, ¡qué casualidad!). Eso sí, antes de ello, seguimos conociendo a Roy y desarrollando la relación entre los dos… de manera bastante cutre y superficial. Es algo complicado entender en algunas cosas a Roy, pero al mismo tiempo se puede ver como un personaje demasiado orgulloso y acostumbrado a su vida como para querer cambiar. Al final, no queda tan mal.

La trama principal no intenta coger un nombre del mundo de los cómics y “adaptarlo” a su universo, sino que opta por hacer cosas diferentes, y eso siempre está bien, porque permite más libertad y menos enfados de quien os escribe. La trama, de hecho, está bien, y permite tener algo más para Felicity que darle a teclas y sentirse incómoda, al mismo tiempo que termina ayudando, de algún modo a Oliver a tratar de dejar el pasado en el pasado (lo cual predigo que conseguirá en el mismo episodio en el que el pasado vuelva a cazarle… soy así de mala persona). Un poco de acción y dinamismo, tensión y una resolución adecuada que terminan redondeando el episodio, dejan a esta trama mucho mejor de lo que probablemente es.

Qué queréis que os diga, este es un buen episodio y, quitando algunos detalles, una buena muestra de la clase de episodios a los que la serie debería de aspirar como mínimo si quiere terminar destacando más el año que viene (por si no lo sabíais, sí, la serie ha sido renovada). Lo malo de este producto es lo regular que es en muchas de sus características y peculiaridades al mismo tiempoque resulta irregular en su forma de usarlas y en la calidad del episodio final, así que cuesta saber qué nos espera, pero me alegraría que hubiera más capítulos así.

P.D.: El “chiste” de Central City es MUY malo.

En USA, Arrow se emite en The CW. En España, la emite Calle 13 y en abierto, será emitida por Antena 3.

3 thoughts on “Arrow 1×18: Haciendo conexiones

  1. ¿Habia un chiste en la parte donde se menciona Central City?Pues yo no lo pillé XD

    La verdad es que este episodio mejora bastante respecto al anterior,especialmente como dices en el tratamiento del personaje de Felicty,la cual no tiene que ser un ordenador perfecto el cien por cien del tiempo….

    Las subtramas de Moira y de la isla no estan mal,la primera da una muestra de la sangre fria de Moira,y la segunda,sería bastante interesante de no ser contada a cachos(Yao Fei era arquero,asi que tal vez la hija sea la maestra de Oliver)

    • Sí, decía, por lo menos en versión original, que llegaría allí en un flash… xD

      En cuanto al flashback, es que es lo de siempre: no está mal, de hecho a veces es interesante pero está cortado en trozos muy cortos y, además, no han hecho ningún esfuerzo en que lo que pasa tenga que ver con la trama del presente por lo que, digo yo, estarían mejor con episodios de vez en cuando que estuvieran centrados en el pasado, como aquel que tuvimos.

  2. Pingback: Arrow 1×19: Prioridades » GenComics

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *