Arrow 1×19: Prioridades

Lo  primero es lo primero y, aunque la semana pasada ya os lo adelanté, os lo recuerdo: hasta el 15 de Mayo no habrá nuevo episodio de esta serie en Calle 13, aunque el episodio correspondiente para la semana que viene ya se ha emitido en los EE.UU. esta misma noche. Un poco raro el respetar tanto los parones originales, pero bueno, no merece la pena hablar mucho más del asunto. En cuanto al capítulo, esta semana tenemos un episodio con bastantes cosas interesantes y bastante centrado, aunque también tiene su ración de momentos que no terminan de cuajar, como casi siempre.

En este capítulo, la cantidad de historias que suceden al mismo tiempo es similar a la de otras veces, pero la ventaja que tenemos en esta ocasión, es que la mayoría de subargumentos están bastante centrados en lo mismo y en la misma trama o se entremezclan de forma exitosa. Fuera de todo esto, está el flashback, del que ya dejé la semana pasada, salvo casos puntuales (por importantes o diferentes, o por las referencias, como luego comentaré), mis últimas palabras.

Así pues, tenemos la trama principal, la trama de Diggle, la del detective Lance, la de Tommy… Pero, más o menos, todo está dentro de la misma historia de confianza en tus compañeros, en tu familia, en los demás, y en cuales son tus prioridades. Esta semana, entonces, ni aparecen los personajes de Moira y Thea… Por cierto, ¿es que nadie piensa en Walter? ¡Queremos saber qué tal está! En fin, también la serie tiene sus prioridades en cada episodio.

La trama principal recoge un cabo de otro episodio anterior, un cabo que podría haber estado perfectamente atado o más o menos suelto, y una vez que eligieron lo segundo, la verdad es que es un tipo de capítulo diferente, con algunos puntos comunes pero, lejos de reciclar elementos, creo que consigue justificar su existencia de sobra.

De hecho, la trama tiene un par de giros bastante bien hechos e interesantes que permiten que, entre anuncio y anuncio del nuevo sistema operativo de Windows, no perdamos el interés, y el final creo que queda bien… Todo esto, al mismo tiempo que hay varias cosas que, cuando uno piensa en ellas, parecen un pelín peculiares, como algunos temas logísticos de “el malo de la semana”, el tema de la salud mental del paciente que es el centro del argumento o, por qué no, la actitud de Tommy. Se ve que el hombre no ve mucho procedimentales policíacos, porque no tiene derecho a sentirse indignado por la acusación (por lo menos por parte de Quentin), ya que todo es bastante sospechoso como para que, por lo menos, le hagan preguntas sobre el tema. Y, ya que estamos, tengo que reconocer que Tommy aumentó muchísimo de interés como personaje con el paso de los episodios, aunque ha tenido algunos problemas con la consistencia de su actitud ante ciertas cosas (sobre todo Oliver) en los últimos episodios, donde he terminando pensando que debe ser bipolar o algo similar.

Os decía antes que iba a hacer referencia al flashback, aunque sólo sea para mencionar uno de los personajes que aparece, que es una referencia al mundo del cómic y que se me olvidó mencionar la primera vez que lo vimos: Shado, la hija de Yao-Fei, basada en la Shado de los cómics, creada por Mike Grell en 1987, ambas son mujeres jóvenes orientales con un talento extraordinario para las artes marciales y el uso del arco… y ahí se acaban las similitudes. La versión del cómic es japonesa (Bah, qué más dará, chinos, japoneses… todos lo mismo, ¿verdad que sí? Anda que…), hija de un agente de la Yakuza y criada para matar americanos que deshonraran a su familia. Primero enemiga de Oliver, después colaboraron juntos en muchas aventuras y, bueno, el personaje siguió desarrollándose. Quitando lo habitual, he de reconocer que por lo menos el tema de sus habilidades y de la fuerte importancia de su padre en su vida, son cosas que han conseguido clavar. Eso sí, como de costumbre, la cosa se queda bastante, si acaso llega ahí, en la esencia.

Creo que el episodio no es tan interesante o redondo como el anterior, pero al final ambos comparten una buena predisposición a intentar que los subargumentos se crucen y encajen de manera fluida in natural y, aunque no libre de las habituales ardides baratos y convenientes al servicio de la historia, al final resulta una buena experiencia y un episodio entretenido con alguna parte interesante, alguna sorpresa y una buena sensación de que los personajes siguen avanzando en algunos sentidos de manera clara (sin ser sutil, casi prefiero esta aproximación, porque por lo menos nos deja claro que los responsables de la serie tienen algún arco para los personajes en mente, el que sea). Nos leemos en dos semanas.

En USA, Arrow se emite en The CW. En España, la emite Calle 13 y en abierto, será emitida por Antena 3.

3 thoughts on “Arrow 1×19: Prioridades

  1. En efecto,parece que Walter ni esta ni se le espera XD.

    La verdad es que a mi este capitulo me ha gustado mucho,porque me encanta que traten villanos o temas anteriores,refuerza la sensación de continuidad de la serie….y el giro argumental del capitulo me pareció bien llevado.

    Eso si,lo de Tommy no tiene sentido alguno.La postura que toma en este capitulo es la mas logica…..pero deberia haberla tomado hace 2 episodios,en lugar de dejar perfectamente claro que a pesar de no entenderlo del todo,apoyaba a Oliver,y luego cambiar de golpe de opinión.

    Para acabar,aunque se trate de un “pseudo-Alfred”me encanta el personaje de Diggle y por ello he disfrutado de su intervención en el episidio…

    • Sí, sin duda es muy interesante cuando dan sensación de continuidad y, además, lo hacen bien: eso es lo mejor del episodio, sin duda, aunque por alguna razón no llegó a emocionarme tanto como debería y al final puede que disfrutara más con el anterior.

      Lo de Tommy… En los últimos 3 episodios cada vez estaba de un modo y preferiría que lo hubieran llevado mejor. Aunque, sobre todo, lo que más me llama la atención del episodio es cómo se indigna ante las acusaciones cuando en CSi sería el primer sospechoso de todo con esas pruebas 😛

      Diggle al principio era poco o nada, pero le han ido dado peso y personalidad, y la verdad es que es de esos personajes que nunca molesta o hace algo de lo que quejarse. A ver si sigue así como poco o, incluso, le dan más protagonismo.

      ¡Un saludo!

  2. Pingback: Arrow 1×21: Verdades difíciles de admitir » GenComics

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *