Arrow 1×20: Elecciones

Ya estamos de vuelta con Arrow en Calle 13. La verdad es que por lo menos ya no tenemos que preocuparnos de parones porque, de aquí en adelante, todo es una serie de episodios sin interrupciones hasta el final de temporada. ¿Con qué clase de episodio volvemos? Pues ahora os cuento, pero la verdad es que me ha gustado y estoy bastante convencido con algunas cosas que intenta. Con otras no tanto, como siempre. Entremos en detalles.

En el capítulo de esta semana, tenemos dos tramas principales que compiten por nuestra atención y la de los protagonistas, una relacionada con Deadshot y otra con un asesino a sueldo (J. August Richards, a quien muchos recordaréis por la serie Angel) contratado para matar a dos clientes de Laurel. Además, tenemos dos cosas con menos espacio, por un lado a Thea y Roy, con sus tonterías juveniles, y por otro el flashback (lo de siempre, está bien, aunque no tenga nada que ver con el presente, y termina con un buen momento, pero en episodios enteros, quedaría mucho mejor).

En realidad el motor del episodio, si nos ponemos a pensarlo (y no mucho), es Laurel, que mueve, como objeto de deseo de Oliver (o por lo menos de deseo de su bienestar), el argumento. Al final, todo se reduce a las decisiones que uno toma, muchas veces sin pensar, movido por los sentimientos, y a qué conduce todo. Pero no sólo Oliver tiene que tomar decisiones, sino también Diggle y Tommy, que terminan el episodio en lugares muy diferentes a donde lo empezaron. El primero debería de recordar que le hizo lo mismo a Oliver en un episodio pasado y tuvo una oportunidad de redimirse. El segundo deja claro que es una persona insegura de sí misma, con poca confianza en lo que tiene que ofrecer y que, al final, opta por la salida cobarde. Todos sabemos que los personajes inseguros pueden causar problemas muy graves en las series, y no espero menos de Tommy quien, desde que murió su madre, ha sido inseguro sobre todo en su vida, tratando de competir por amor y atención.

En las tramas principales, no hay muchos problemas que poner. En ambas, los antagonistas son personajes capaces y efectivos, cosa que siempre es de agradecer, por no decir que aumenta el significado de que el verdadero conflicto esté dentro de los personajes. Buenas escenas de acción en general, pocas tonterías… Pero alguna pega siempre me gusta poner, ya lo sabéis. La primera es que Oliver es (y esto no es un secreto a estas alturas) un poco idiota: podemos o no compartir tus decisiones pero, AVISA cuando las tomas a quien tienes que avisar, no pongas a en peligro a los demás innecesariamente. En ese aspecto, no me extraña que Diggle esté cabreado. Además, comentar otro asunto: ¿ES QUE NADIE EN ESTA HISTORIA HA DADO UNA DESCRIPCIÓN DEL ASESINO A SUELDO? ¿Cómo es posible que sin cambiar nada de su apariencia se haga pasar por tantos personajes sin que nadie sospeche? Sí, comentaba que es un tipo capaz, pero vaya, puede que también la policía y algunos personajes pequen de idiotas.

En cuanto a las referencias al mundo del cómic, tenemos las habituales que ya hemos comentado otras veces, además de la mención a la organización para la que trabaja la amiga (y probablemente ex) de Diggle, A.R.G.U.S. (creo que en la anterior aparición del personaje  no se nombraba a la organización). Ando un poco perdido, porque dejé de leer muchas cosas de la Nueva DC (una de ellas la nueva Liga de la Justicia de Geoff Johns) muy pronto, pero creo recordar que la organización apareció por primera vez en uno de los primeros números del buque insignia del mediocre y apresurado relanzamiento (además, el grupo está dirigido por “el anteriormente conocido como el novio de Wonder Woman”, Steve Trevor). Así pues, la organización aparece aunque, teniendo en cuenta que las siglas originales se transcriben como Advanced Research Group Uniting Super-Humans, es decir un grupo de investigación avanzada relacionada con superhumanos, y en el universo de esta serie no hay de eso, como que no sé si tiene mucho sentido usarla.

Al final, dejando de lado algunas de las quejas, muchas veces consecuencia de que los guionistas  no siempre saben cómo llegar a donde quieren sin tomar algunos atajos de vagos, el episodio me ha parecido bastante sólido y con un propósito en cuanto a los personajes y a hacerlos cambiar, algo que siempre se agradece y que no siempre vemos en la serie. En cualquier caso, seguimos dentro de la recta final (quedan 3 episodios más) y lo cierto es que, si bien la serie hubiera sido muchísimo mejor de haber tenido 8 o 10 episodios menos, mucho más centrada, ha tenido buenos momentos y espero que todos ellos sigan siendo lo más destacado en lo poco que queda.

En USA, Arrow se emite en The CW. En España, la emite Calle 13 y en abierto, será emitida por Antena 3.

2 thoughts on “Arrow 1×20: Elecciones

  1. Coincido contigo,un episodio especialmente solido,con grandes momentos en las relaciones entre los personajes,y que tiene como único fallo la omnipotencia del otro asesino del episodio(que,entre otras cosas,entra impunemente en una comisaria y se carga a su jefe;¿es que ni siquiera tienen cámaras en las salas de interrogatorio?).Por otra parte,me parece destacable lo mucho que repiten la palabra "Deadshot",en este episodio,cuando solo había sido mencionada tangencialmente en su primera aparición,es como si de repente quiseran destacar el potencial comiquero del personaje……..

  2. Pingback: Arrow 1×21: Verdades difíciles de admitir » GenComics

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *