Arrow 1×22: La hora de la verdad

Pues ya estamos más cerca del final, con este penúltimo episodio de temporada, otro episodio que ha estado bien, aunque peor que los dos anteriores, con el suficiente buen nivel y se sigue notando que la recta final ha quedado entretenida y curiosa en parte por dejar muchas cosas aparcadas para ella: así lo ha tenido más fácil y han conseguido que muchos de los defectos de la serie no destaquen tanto. Pero bueno, vamos al meollo de la cuestión.

Esta semana el argumento principal está metido de lleno en la trama principal de la serie y las subtramas básicamente también, de un modo u otro, en la trama principal, aunque sea de los personajes, con Laurel, Moira y Thea avanzando cosas de sus historias. Además, volvemos a la isla en el flashback y, como siempre, no hay mucho que objetar a lo que ocurre, porque no ocurre mucho, aunque lo poco que pasa es importante (añadir que tenemos confirmación de una sospecha que apareció hace semanas y que no sé si consiguen su impacto ni cometido tan tarde, porque entonces tenían mucho más impacto… y es, que, en el fondo, no son importantes ya).

El episodio en sí (aunque el flashback, sí, forme parte de él, por desgracia se pueden dar de comer a parte por su irrelevancia temática en relación con el presente) tiene la idea correcta: forzar el conflicto directo, hacer que todo llegue a ese punto en el que no queda otra cosa que la resolución, de un modo u otro, de las cosas. Actúa así en la trama principal, en la subtrama de Moira, la de Thea, la de Laurel… Todo llega a un punto en el que ya no puede seguir estirándose más el tiempo y algo tiene que explotar. Dicho eso, el cómo llegar allí, no siempre termina de estar bien pensado. Dos ejemplos claros y muy diferentes, serían el triángulo Oliver-Laurel-Tommy y “el asalto al tren del dinero” (cariñosamente llamado así por sus toques de “película de atracos”).

El primero tiene tanta ansia de avanzar, que no se da cuenta de que Oliver, no sólo hace una cosa que dice un par de escenas antes que no hará, sino que sufre de eso de “vender la piel del oso antes de cazarlo”. Muchacho, llevas 7 meses así, ¿qué te importa esperar un poco más? Nunca se nos vende la urgencia. Y, por cierto, decidme que no os partisteis el pecho de la risa con lo de la ventana del apartamento de Laurel. ¡Es muy grande! Y cuando digo grande me refiero a lamentable (pero gracioso).

El segundo nos lleva a enfrentar el argumento principal del año cara a cara, con varios buenos giros… y entonces los protagonistas se montan una operación que haría llorar a Danny Ocean, con más cabos sueltos y tonterías de las que uno puede contar (por no hablar de cosas que no tienen sentido). Por no arruinar nada, seré vago y pondré dos ejemplos: ¿cómo consigue ese trabajo tan rápido? ¿ese ascensor no vuelve a funcionar? Por lo menos esta trama deriva en algo que demuestra que la policía no es tonta (algo que mi madre siempre ha dicho pero que las series muchas veces no ayudan a confirmar) y que también nos dice claramente que Felicity no es la única persona del mundo que sabe usar un tablet con Windows 8 (u otro dispositivo similar, que no creo que exista en este universo).

En las tramas de Moira y Thea tenemos algunos paralelismos y, tengo que reconocer, por lo menos buenos momentos de lógica y sentido, que junto con la escena entre Laurel y su padre, dan una buena cantidad de cemento para tapar defectos del resto de la fachada. Ah, y parece que la referencia que la semana pasada no estaba seguro de si iba a desarrollarse más… no va a hacerlo, por cierto, y es otro ejemplo más de usar nombres, como Markov, como guiños para los fans del mundo del cómic del mismo modo que algún capullo tiraría migas de pan a un vagabundo después de comerse un chuletón.

Igual parece que no, pero al final el episodio, una vez más, resulta entretenido, mueve tramas, tiene un buen final para que la gente se quede con ganas del final de temporada y que deja el panorama interesante para que el próximo episodio mueva las cosas de modo que la segunda temporada no sea igual. Algo más imperfecto que últimamente, pero aún así un episodio que consigue cosas y avanza argumentos, aunque no siempre de manera impecable.

En USA, Arrow se emite en The CW. En España, la emite Calle 13 y en abierto, será emitida por Antena 3.

Una opinión sobre “Arrow 1×22: La hora de la verdad

  1. Para mí,un episodio bastante potente,que aunque tenga fallos si superaría al capítulo de dos semanas(aunque estuvo bien,no me acabó de convencer que a 4 capitulos del final no hiceran ninguna referencia a la trama principal).Yo también noté lo del nuevo trabajo de Diggle,el hecho de que Oliver deja la ballesta colgando en el hueco del ascensor,y el enorme ventanal de casa de Laurel(anda que no les mola putear a Tommy).
    Por lo demás la trama de la isla me llama la atención,aunque cometiera el tremendo error de contarse fragmentada(¿alguna apuesta sobre la villana?),y comentar algunas pseudoreferencias:vuelven a referirse a Oliver como”Flecha Verde”,aunque solo sea para diferenciarlo de Malcom)y en el flashback de la isla…¡Aerolineas Ferris!(de todo a lo que podrian haber hecho referencia,van y usan a Green Lantern…).Espero que el climax esté a la altura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *