Nominados del Saló: El Folies Bergère, de Zidrou y Francis Porcel

folies bergere portada

Si la asociación del guionista belga Zidrou con diferentes dibujantes españoles ya logró el año pasado que Oriol se llevara el Premio al autor revelación con La piel del oso, parece que éste dobla la apuesta por partida doble con dos nominaciones al premio de Mejor Obra de autor español: ¿Quién le zurcía los calcetines al rey de Prusia mientras estaba en la guerra?, con dibujos de Roger (ya comentada por aquí), y El Folies Bergère junto al granadino Francis Porcel, editado por Norma.

Ya de entrada, debo decir que El Folies Bergère es de lo mejor que le he leído a Zidrou, entre otras cosas porque aborda la 1ª Guerra Mundial, que siempre despierta mi interés (y que tiene en el cómic a Tardi como su gran cronista). Por otro lado, la brutalidad de aquel conflicto hace difícil que aflore su inclinación hacía un humanismo algo blando para mi gusto, aunque debo reconocer que siempre mantiene el equilibrio. Lo que sí está presente es un uso muy personal del elemento fantástico. Si Lydie podía ser leído como un cuento de fantasmas atípico y peculiar, aunque no lo fuera, aquí introduce un suceso sobrenatural en un contexto de realismo atroz, un hombre que sobrevive a su fusilamiento, y lo hace funcionar como metáfora del absurdo de la guerra y sus consecuencias.

folies bergere 03

Su engañoso título no remite por casualidad al célebre cabaret parisino inmortalizado por Toulose-Lautrec, símbolo de locura lúdica y alegría de vivir. Para los combatientes, apenas un recuerdo del pasado que parece casi una ensoñación porque ahora su realidad es la peor de las pesadillas. Folies Bergère también es el nombre informal adoptado por una compañía de soldados, el grupo humano que conforma el protagonismo coral de la obra, que lleva demasiado tiempo en una trinchera del frente, sometidos a la ineptitud que caracterizó a los oficiales de ambos bandos. La imposible supervivencia de un compañero ante el pelotón de fusilamiento más que un atisbo de esperanza se convierte en la confirmación de que nada tiene ya sentido, y el inicio de una trágica espiral de violencia.

folies bergere 02

El relato pesimista y desesperado trazado por Zidrou se ve potenciado por el estupendo trabajo de Francis Porcel, no sólo por la calidad de su dibujo, sino especialmente por un inteligente uso de una gama cromática de grises y marrones que sólo rompe en contadas ocasiones. Ese color marrón de barro y excremento, el color de las trincheras, dota todo el cómic de una atmósfera demoledora.

folies bergere 01

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *