Imposibles X-Force 4: Magia y consecuencias

Ya tenemos el cuarto tomo de la estupenda colección en la que el señor Remender ha conseguido insuflarle vida a unos conceptos y personajes totalmente echos polvo desde hace tiempo. Sólo nos quedan 2 tomos de los publicados en los EE.UU. (aquí no sabemos si Panini los agrupará en uno sólo o no: aunque no creo, porque son 11 números, más uno que no han publicado) para concluir esta etapa, y esperemos que lo haga a la altura. Lo que está claro es que el guionista de Portland ha demostrado tener clara una historia de principio a fin y con qué personajes e historias quería jugar. Pero bueno, aún falta para ese final, detengámonos en el tomo que nos ocupa, donde viajaremos a Otro Mundo y asistiremos a juicios, guerras, muertes y consecuencias a todo lo que  ocurre en el Universo Marvel.

En este tomo nos encontramos con los números 19 al 24 de la colección (al parecer, Panini ha decidido no incluir en este tomo el 19.1), con el primer y el último número actuando como números dedicados a lidiar con consecuencias de los números anteriores y a cerrar algunos cabos sueltos, mientras que los cuatro números restantes, forman el arco argumental que lleva a los personajes a Otro Mundo, el lugar donde el Capitán Britania y compañía se dedican a tratar de salvaguardar el multiverso. Vamos a entrar en detalles.

El primer número trata con todo lo derivado de la anterior saga y enlaza directamente con los argumentos vistos en el Cisma, y actúa como transporte de un par de personajes hacia la colección actualmente protagonizada por Lobezno como director de la Escuela Jean Grey para Jóvenes Talentos. Siempre se agradece que las colecciones actúen como si no estuvieran solas en el mundo, y más en un universo tan interconectado como éste, y que los diferentes guionistas (y el editor) piensen juntos sobre estos temas.

En la saga principal del tomo tenemos varios frentes y un desencadenante que nos lleva al primer tomo de la etapa de Remender, algo que siempre actúa a su favor como guionista, y algo que no todos hacen. La verdad es que la saga está llena de magia (literalmente), acción y conflictos interesantes, aunque a veces resulta un poco caótica, quizá. Ahora, ¿ignora Remender lo que ha ocurrido antes con ciertos personajes que aparecen en el arco o asume que, después de estos años ya se puede decir que es lógico que hayan vuelto? No recuerdo (puedo equivocarme) ninguna referencia a lo ocurrido en (el tomo 20 español) Los Exiliados de Claremont, y sería agradable. En cualquier caso, y por más defensor de la continuidad que sea, casi que es mejor ignorar ese detalle, algo irónico, teniendo en cuenta que, si nunca has leído nada de Excalibur y demás, entrar en Otro Mundo es algo más complicado. De todos modos, como siempre en esta colección, lo importante son las decisiones de los personajes, los precios que pagan y detalles muy chulos que siempre llaman la atención del lector.

El último número, a parte de trabajar con las consecuencias de la saga que lo precede, se dedica a cerrar un cabo suelto (o un personaje suelto) del tomo anterior en una historia que sirve para más cosas de las que parece, y la más importante es que actúa perfectamente como caracterizador de personajes en los que no se ha ahondado tanto en el pasado, personajes que son diferentes que los que conocemos de “nuestro” universo, y aquí queda claro el por qué (eso sí, que conste que Remender ha hecho ya un buen trabajo en los números anteriores, sobre todo con Rondador).

El dibujo del tomo es bastante bueno, la verdad. En los números que abren y cierran el tomo tenemos a Robbi Rodriguez, que si bien es más caricaturesco de lo que le conviene a la colección, se contiene y deja un buen trabajo, estilizado y expresivo; y a Phil Noto, a quien considero un gran dibujante, aunque no se prodiga mucho, y que aquí hace un muy buen trabajo. En la historia principal, tenemos a Greg Tocchini, que tiene un estilo de línea difuminada bastante adecuado para el escenario en el que se desarrolla la historia y tiene viñetas realmente espectaculares, aunque tenga lapsus extraños con el nivel de detalle, la consistencia y proporciones, así como algunos momentos “extraños”, pero en general hace que el espectáculo visual esté garantizado, y le pega bastante a la historia y los personajes.

En definitiva, es cierto que este tomo es algo inferior al anterior, pero resulta no sólo la continuación necesaria, sino que esa continuación fluye estupendamente y, estoy seguro, cuando termine la etapa de Remender aquí, quien siga lo va tener difícil para igualar este gran trabajo, centrado, arriesgado, divertido y lleno de grandes momentos para personajes que hacía tiempo que no los tenían.

100% Marvel. Imposibles X-Force 4: Otromundo
Panini. Libro con solapas. 136 páginas. 12 €.

4 thoughts on “Imposibles X-Force 4: Magia y consecuencias

  1. En realidad el tomo no está a la venta hasta el día 15, ¿no? Aunque estoy deseando que lo saquen ya

    Mi apuesta es que los 11 números que quedan salen en un tomo no más tarde de abril/mayo para finalizar una de las mejores etapas mutantes en muchos años. Y el número 19.1 lo meten de prólogo en el tomo de La Era de Apocalipsis que saldrá también a primeros de año.

    Y difícil va a estar que cualquiera de las dos X-Force que continúan estén a la altura, pero esa ya lo veremos en cuanto avancen las colecciones

  2. Sí, a lo largo de este mes de Noviembre.

    Es posible, aunque son bastantes números… Si bien es cierto que el número 19.1 pega mucho que se incluya donde tú comentas, eso es así, porque de .1 de esta colección no tienen nada, es más de aquella, claro.

    Yo espero que sí, pero visto lo que viene después, no parece, no.

  3. Pingback: Imposibles X-Force 5: Un final muy bien ejecutado » GenComics

  4. Pingback: Imposibles X-Force de Rick Remender » GenComics

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *