¿Anticristo o pobreza cultural?, The League of Extraordinary Gentlemen. Century: 2009

Century-Alan-Moore

MINA: No es solo la pobreza. En 1910, la gente era increíblemente pobre, pero al menos pensaban que las cosas tenían un propósito. ¿Cómo se ha venido abajo la cultura en apenas cien años?

ORLANDO: Volviéndose irrelevante, igual que siempre.

¿Y si todos los personajes de la ficción existiesen en el mismo mundo? ¿Y si el primer grupo de “superhéroes” de la Historia hubiese estado compuesto por personajes como El hombre invisible de H.G Wells y Mr. Hyde de El Doctor Jekyll y Mr. Hyde de Robert L. Stevenson? Estas preguntas fueron respondidas por La Liga de los Hombres Extraordinarios del guionista Alan Moore y el dibujante Kevin O´Neill, que durante años han aunado la fantasía y el entretenimiento más desenfrenado con esta serie.

La idea es deliciosa. Un grupo de personajes de diversas novelas, desde Allan Quatermain de Las Minas del Rey Salomón hasta Mina Murray de Drácula, se reunieron en un Londres victoriano alternativo para enfrentarse a una amenaza que destruiría el imperio… Pero en el año 2009, siguen existiendo y enfrentándose al mayor peligro que han tenido frente a ellos: el Hijo de la Luna.

La Liga en el primer tomo de Century, la propuesta más grande de La Liga.

La Liga en el primer tomo de Century, la propuesta más grande de La Liga.

La Liga de los Caballeros Extraordinarios comenzó su periplo contra el Anticristo en los tres volúmenes que componen Century: 1910, donde sabíamos del futuro nacimiento del Hijo de la Luna, 1969, donde los planes para detener el génesis del Anticristo se confundían con la psicodelia de los ´60, y ahora en 2009, con una Liga que se ha separado y un Anticristo que se ha vuelto real. Sin duda, una idea llamativa que el Bardo de Northampton ha explotado de la manera que solo el sabe: sorprendentemente.

Moore se habría podido decidir por narrar una historia de acción y aventuras sin más, pero decidió sumar un análisis crítico a la cultura actual y un humor bastante negro para retratar este mundo al borde del apocalipsis. Por tanto, es una obra que se puede disfrutar, pero que el lector más cerrado de mente podría encontrar lejos de ser lo que espera.

Liga-2009-Alan-Moore

El pasado, el monumento del presente.

El Anticristo y los despojos de La Liga

La mala baba de Moore está en el cómic desde los anuncios (véase el tema de “Jamelgo de guerra”). Mala baba que continúa desde que vemos un plano general de la ciudad (el póster -cortado para evitar demandas- de Quaman en 3-D). Ironía salvaje cuando se burla de la adaptación al cine de su From Hell mencionando uno de los personajes una una pipa de opio victoriana hecha para Johnny Depp (Moore se quejó de que en la adaptación Abberline fuese un dandi que fumaba opio cuando el personaje del cómic y el real era todo lo contrario). Y así durante una obra donde disfrutamos del talento de Moore, una historia que, aunque sea menor, no deja de ser puro entretenimiento con alguna dosis de reflexión y una de esas buenas ideas de las que Moore siempre hace alarde.

Harry Potter, Mary Poppins, James Bond, Doctor Who (aparecen el primero y el undécimo, se nombra a Unit y un equipo de campo en Cardiff que podría ser Torchwood), Marylin Manson, Jack Bauer de 24, Hiro Nakamura de Héroes y, sobre todo, Harry Potter (es divertido imaginar a Moore leyendo la obra de Rowling y dándole su propio toque). Mil guiños más que hacen que nos preguntemos todo el rato cuánto nos estaremos perdiendo de este genial cómic, porque Moore siempre va un paso por delante y seguro que no hemos pillado todos los guiños. Más diversión para las relecturas y una llave para descubrir nuevas obras artísticas a las que haga referencia el Bardo de Northampton (uno de los motivos por los que La Liga de los Hombres Extraordinarios siempre será mejor que cualquier aborto de secuela que hagan otros de su obra… Coff, coff).

allan-quatermain-league-of-extraordinary-gentlemen-2009

Muestra del arte de Kevin O´Neill.

Quizás uno de los grandes puntos es que Moore consigue profundizar y humanizar a personajes que se antojaban algo desaprovechados como era Lando, el inmortal hermafrodita que empuña a Excalibur. El talento de Alan Moore en estas batallas ya las ha demostrado innumerables veces en el pasado, como cualquier lector asiduo habrá comprobado.

Por su parte, Mina Murray vuelve a ser una gran protagonista, un personaje que parece que le ha robado el corazón (o la sangre) a nuestro Alan Moore. Mientras que la aparición de Allan Quatermain, otro de los personajes que más desarrolló Moore en su día, queda algo enturbiada por su brevedad  y se siente que podría haber dado más de sí. Decir que Moore aprovecha eso sí, para humanizar hasta la última consecuencia, y que Quatermain puede llegar a recordar al Búho Nocturno de Watchmen y su impotencia ante el mundo real.

Es una tarea ardua hablar de 2009 sin hacer ningún tipo de spoiler sobre su contenido, así que es recomendable que todo aquel que quiera sorprenderse evite cualquier destripe, porque la diversión está asegurada con esta última trastada de Moore. Por poner solo un mero ejemplo, en una de las más hábiles estrategias, Moore llega a comparar la sociedad actual con la victoriana, pero sin la riqueza cultural de entonces. Una buena reflexión del mago y escritor.

doctor-who-liga

Jack Harkness, miembro de Torchwood (spin-off de Doctor Who).

En la obra, Moore pone en relieve la cierta pobreza cultural actual: las secuelas infinitas en cine o la falta de personajes relevantes. Por ejemplo, nadie (salvo la hija de M) se une al grupo. Aquí ya no hay héroes, como los victorianos. Algunos pensarán porque no los tenemos. Otros pensarán que es porque los actuales tienen derechos de autor y Moore no puede usarlos por mucho que cambie los nombres. Pese a eso, Moore justifica que la sociedad actual le faltan héroes y cultura. Algo de razón puede que tenga.

Por su parte, el arte de Kevin O´Neill sigue en su tónica. Pese a que a un servidor le parece atractivo y posee un estilo propio, mágico y único, a muchos otros lectores les puede disgustar su mezcla de lo fantástico, lo grotesco y lo sexual. En este volumen, pese a que no llega al grado de introspección y alucinación de 1969 (el guion tampoco va por esos lares), O´Neill crea grandes imágenes, como el recorrido por el fantasmagórico colegio invisible o la batalla final. O´Neill es capaz de ilustrar cualquier cosa que desee Moore y de manera sorprendente, recordar que Moore se sorprendió con el trabajo de O´Neill en 1969 al reflejar un viaje alucinógeno perfecto cuando nunca ha consumido estupefacientes.

liga-2009-alan-moore-oneill

Cuando la ficción es tan oscura como la realidad.

Quizás, 2009 es un tebeo muy rápido y con alguna parte algo precipitada. También hay un toque de tristeza y, a la vez, de humor de brocha gorda (o miembro masculino usado de varita). Ese final, después de dos números preparándonos para el duelo épico (al que le falta algo de intensidad) puede decepcionar levemente… Pero la idea que presenta sobre Dios al final del cómic es lo suficientemente buena para justificar la compra y lectura de este volumen y los anteriores (creedme, no habéis leído nada así).

La edición se completa con un relato sobre los selenitas, elaborado al estilo de una revista pulp de los ´60 y que consigue explicar cierto collage que se ve durante el tebeo. Se echa en falta que Moore arriesgase y completase con un relato escrito como se hace ahora (aunque quizás eso era caer demasiado bajo para Moore).

doctor-who-lige-of-extraordinary

El primer y undécimo Doctor de Doctor Who se pasean por las viñetas.

El desenlace de 2009 no está cerrado (aunque si termina así, no estaría mal). Es un final que deja abiertas muchas posibilidades (¿heraldos del apocalipsis? ¿Qué esperaba Próspero con todo su plan?). Cabe la posibilidad de futuras aventuras. En Estados Unidos, ya ha aparecido una miniserie protagonizada por la hija de Nemo. Moore no descarta un posible regreso a estos personajes.

Esperemos tener una Liga de los Hombres Extraordinarios por mucho tiempo para salvar nuestro mundo y, de paso, la cultura.

THE LEAGUE OF EXTRAORDINARY GENTLEMEN. CENTURY: 2009

the-league-of-extraordinary-gentlemen-century-n3-2009_9788415480624

Fecha de publicación: 15/01/2013
80 páginas
Idioma: Español
ISBN: 978-84-15480-62-4
Código: 10014292
Formato: 16,8 x 25,7 cm.
Presentación: Rústica sin solapas
Colección: Independientes USA
Traductor: Diego de los Santos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *