Novedades La Cúpula – Octubre 2015

Hoy se ponen a la venta las novedades de Ediciones La Cúpula para octubre, así que os ofrecemos qué tres tebeos os trae la editorial barcelonesa este mes. Con un denominador común: los tres son en blanco y negro

El horno huérfano

El horno huérfano
Rob Davis
Rústica con solapas, 17×24 cm, b/n, 164 p., 18,50 €

En el mundo de Scarper Lee, los padres no hacen a los hijos, sino que éstos hacen a sus padres. El padre de Scarper es su gran orgullo: una estructura de latón impulsada por el viento gracias a una vela ondulante; su madre es un secador de pelo de resina sintética. En este mundo, los electrodomésticos tienen alma y llueven cuchillos, y no es una maldita metáfora.

Scarper Lee tiene los días contados. En apenas tres semanas estará muerto, y todo el mundo lo sabe. Según la fecha se acerca, se verá obligado a abandonar su rutina y lanzarse a lo desconocido, allí donde las amistades son puestas a prueba y la autoridad cuestionada.

En esta perturbadora y original obra de iniciación, Rob Davis nos conduce a través de un paisaje insólito y distorsionado: un mundo que resulta no ser tan diferente al nuestro.

Rob Davis se autopublicó su propio cómic, Slang, de manera experimental en 1989. Tras esto, fue contratado por Fleetway para reinventar Roy of the Rovers, icono del cómic británico, dando el salto de lo experimental a lo tradicional. Tras un tiempo dibujando Juez Dredd, comenzó a trabajar como ilustrador y humorista gráfico para diferentes periódicos (incluyendo The Guardian) y editoriales de libros infantiles (como Scholastic). En los últimos años, Rob ha vuelto a los tebeos con Doctor Who, para Panini; una historia corta para Solpsistic Pop 3 y, más recientemente, una adaptación de Don Quijote para SelfMadeHero. A día de hoy, Davis está trabajando en la secuela de El horno huérfano.

Vil y miserable

Vil y miserable
Samuel Cantin
Rústica con solapas, 16×21 cm, b/n, 152 p., 14,90 €

Lucien trabaja en una librería de viejo que también funciona como concesionario de coches usados. Si compras un viejo Plymouth del 68 te regalan un libraco de Hemingway. Ese rollo.
Lucien se lleva regular con sus compañeros y tampoco se le da muy bien interactuar con las mujeres. Lo normal. Su psiquiatra no es capaz de ofrecerle una solución, pero su jefe tiene grandes planes para él.
Lucien es especial. Lucien es un demonio. Tal vez un sociópata peligroso.

Samuel Cantin vive a caballo entre Montreal y Montreal. En su día estudió cine y literatura pero no le sirvió más que para rodar un cortometraje sobre un patético diablillo que trabaja en una oficina y escribir un relato sobre un patético diablillo que trabaja en una oficina.
Tras la patética experiencia, en 2011 se decidió a dibujar una novela gráfica sobre un astronauta solitario surcando el espacio en compañía de un oso panda. La tituló Phobies des moments seuls y fue muy aplaudida por la profesión.
A continuación volvería a su zona de confort para escribir la segunda, Vil y miserable, sobre un patético diablillo que trabaja en una librería absurda.
Y esto es lo que hay.

Hablame de amor

Háblame de amor (ed. tapa blanda)
Robert Crumb y Aline Komisky-Crumb
Rústica con solapas, 21,5×28 cm, color, 268 p., 26,90 €

Háblame de amor es un texto confesional donde Robert y Aline nos lo cuentan todo. Una excéntrica y deliciosa autobiografía en pareja que vale, como mínimo, por dos.

Robert Crumb, dibujante superdotado y narrador impúdico, es una leyenda viva de la historia del cómic. Su obra, germen del underground norteamericano, ha conseguido ser parte incontestable de la historia del arte sin perder ni una pizca de su naturaleza subversiva.

Aline Kominsky-Crumb, también dibujante, pintora, editora ocasional y guerrera social incansable, es su esposa desde hace más de treinta años.
Juntos y a cuatro manos, dibujando cada uno el personaje de sí mismo, hacen aquí crónica de su relación y sus días, cuestionan las raíces judías de ella y la irreductible obsesión erótica de él, nos comparten su definitiva mudanza desde los ruidosos EE. UU. al prometedor sur de Francia, se analizan el uno al otro y el otro al uno y divagan, viñeta a viñeta, acerca del arte, la vida, el amor y el paso del tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *