The Walking Dead 3×13: Mentiras y dudas

Tras el paréntesis de la semana pasada, volvemos a meternos en la trama de la temporada con otro episodio que da pasos hacia la inevitable confrontación que se lleva anunciando todo el año. Una cosa segura, es que la serie se ha distanciado del arco argumental del cómic en el que se inspira, y mucho, algo que sabemos que está bien para que los que han leído la versión en papel, que siguen pudiendo sorprenderse, mientras se mantenga todo lo necesario para poder llamarlo una adaptación. Y creo que lo hace aunque, es cierto, y no creo que en detrimento de la serie, el tono es mucho más comedido, menos pasado de rosca, lo cual también corre el peligro de ser menos entretenido y no estoy seguro de si la gente que encontró partes de la temporada pasada aburridos, no estará sintiendo lo mismo ahora. Yo no, pero después de unos cuantos episodios, podría entenderlo.

Por lo menos, una cosa de la que no puede quejarse nadie es de que el capítulo, aunque siga siendo uno más de transición, de compás de espera, aborda el conflicto de manera más directa e interesante, permitiendo varias cosas que resultan acertadas.

Por un lado tenemos la parte de la cabaña, tienda o lo que sea que fuera el lugar de reunión (donde se respira un ambiente de inevitabilidad que apesta), que nos permite establecer contrastes y acercamientos entre personajes que nunca hemos podido comparar de cerca y menos tener interactuando. Por supuesto, de los 3 emparejamientos producidos, el enfoque primordial está en el de los líderes, que demuestran tener las ideas claras sobre lo que quieren, hasta cierto punto, sobre todo cuando hablamos de Rick. Los demás sirven de humanización de personajes, no sólo para el espectador, sino para que los propios personajes vean al resto como seres humanos, algo de lo que es fácil perder la noción. Este tema creo que afecta especialmente a Milton, que junto con el final del episodio parecen llegarle de manera significativa.

También está Andrea, un personaje al que, por ahora, odiamos, porque parece que nada es suficiente para hacer que se le encienda una bombilla en la cabeza. Eso sí, es muy probable que a partir de ahora las cosas sean diferentes, o así debería ocurrir, otra cosa es que lo que ocurra a partir de ahora vaya a tener el suficiente peso como para compensar el añito que nos ha dado.

La otra parte del episodio está centrada en la prisión (en modo “preparándonos para lo peor”) y es más breve, pero también tiene interés, con Glenn y Maggie trabajando su relación y Merle, como siempre, provocando conflictos aunque, uno se puede llegar a plantear hasta que punto de manera justificada, lo cual, por una vez, se agradece.

Al final, también tenemos una justificación del episodio anterior, por lo referente a Michonne, algo que me hace preguntarme, ¿realmente ha sido una buena idea no humanizar, caracterizar y escribir a este personaje como si tuviera sentimientos durante el resto del año? ¿Es suficiente con un episodio? Porque llegados a este punto, hubiera sido muy útil que el espectador y los personajes tuvieran sentimientos más fuertes hacia ella.

El cierre del episodio está muy bien, con mentiras que no lo son tanto, con dudas sobre los medios y el fin que procurarían, con dudas sobre todo, lo cual es normal. Y es normal que la gente tenga dudas sobre este tramo de la serie, porque se está tomando su tiempo para llegar a algo que puede no terminar siendo lo que uno desearía, pero desde luego espero que no sea así y toda la planificación, desarrollo y lento avance de los acontecimientos, termine llegando a algo que nos deje impresionados.

Quedan sólo tres episodios, así que más vale que se pongan las pilas. De momento, el episodio, como lo que es, como el estilo de episodio que necesita ser, me ha parecido efectivo y diferente a los anteriores, necesario e interesante, así que no estoy descontento. Ahora, toca que todo explote, a ver si dejan de alargar la mecha.

En USA, The Walking Dead se emite en AMC. En España, la emiten FOX y La Sexta.

2 thoughts on “The Walking Dead 3×13: Mentiras y dudas

  1. Acabo de verlo hoy. No está mal pero lo he encontrado irregular, en comparación con el redondo episodio anterior. Lo que es seguro es que ya no les vamos a permitir más mareo de perdiz: o en el próximo capítulo hay hondonadas de hostias (enlazando con las hondonadas de los restantes) o nos decepcionaremos. Con tanto in crescendo se corre el riesgo que sea el parto de los montes. Por de pronto voy haciendo mi quiniela de "expendables" y preparando mi corazón para sufrir.

    • Ése es el gran riesgo de la serie, que tanto avanzar hacia un clímax, tanto avanzar… que yo creo que a estas alturas, y mira que espero que no, parece que nada nos va a satisfacer. Porque mira que tiene que haber hostias xD A ver si tenemos suerte y está todo bien pensado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *