The Walking Dead 4×11: Falta de puntería

Más episodios de esta segunda parte de la temporada, en la que aún no sabemos muy bien a dónde van las cosas y qué quieren contarnos, pero desde luego parece que todos se dirigen hacia el mismo lugar para terminar el año unidos. Aunque aún no sabemos cuántos de ellos, claro. Pero no nos adelantemos, vamos a lo de esta semana.

Este episodio, en general, no me ha gustado tanto como los anteriores. No creo que sea mal episodio ni nada así, pero me ha convencido menos lo que he visto en el balance. Las partes que sí me han gustado, han sido las de Michonne y Carl, que sigo creyendo que son una pareja fundamental de la serie, por ejemplo, siempre con corazón y emociones que no siempre inciden en lo mismo, si no que demuestran cómo van avanzando los dos personajes a la hora de lidiar con ciertas cosas. A parte de la suya, hemos tenido, se puede decir, otras dos historias.

Por un lado, tenemos a Rick interpretando una versión sigilosa de “Solo en casa”. En sus escenas, de hecho, he sentido, mejor que en ninguna otra parte del episodio, tensión y miedo, y no había zombies implicados. Lo malo que tiene esta parte es que, a pesar de ello, no creo que todo lo ocurrido tenga suficiente recompensa. Es decir, existen consecuencias para nuestro protagonistas pero, la verdad, es que simplemente eso, sabe a poco como espectador. Eso sí, no voy a apostar mucho dinero a que volverán a aparecer estos invitados, más que nada porque uno de ellos es un actor que sería desaprovechado siendo usado así.

Por otro lado, tenemos la parte de Glenn, con los nuevos personajes sacados del cómic. En esta parte, quitando la información que obtenemos sobre la misión de los personajes presentados al final del episodio de la semana pasada, realmente no pasa nada interesante. En parte, y puede que sea pronto pero no tanto, creo que es porque de los tres personajes presentados, sólo uno tiene algún rasgo característico (y sin pasarse). La mujer, no tiene ninguno (alguien dice algo de que está enamorada de alguien: mejor mostrar que decir, y no nos muestran nada) y el “científico” no tiene tanto una personalidad como unos rasgos que son bastante irritantes. El mismo estilo de personaje podría ser mucho más intrigante y, aquí, solo tienes ganas de que alguien se le coma.

En definitiva, creo que el episodio ha sido más flojo que los anteriores y le ha faltado bastante garra. Sigue habiendo cosas buenas, incluso más que las malas, pero las malas me han dejado mal sabor de boca por el poco interés y consecuencia de algunas de las escenas que incluye. Algo estándar y “de transición”. La semana que viene, asumo, nos iremos a los otros grupos de supervivientes. Veremos si con ellos nos va mejor.

En USA, The Walking Dead se emite en AMC. En España, la emiten FOX y La Sexta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *