The Walking Dead 4×14 y 4×15: El camino complicado

La semana pasada tuve unos problemillas de horario, así que no pude comentar el episodio del que todo el mundo estaba hablando. Eso sí, no os preocupéis, que no se me ha olvidado, así que esta semana, toca ración doble (lo mismo pasará con Arrow, para los que sigáis ambas series). Vamos a ver ambos episodios, que son muy diferentes y la semana que viene termina la temporada.


Empezado por el primero de ellos, decir que ha sido comentado como uno de los mejores de la serie y ha impactado mucho a la gente. A mí no demasiado, aunque me ha parecido un muy buen episodio y otra muestra más de lo que debe estar haciendo la serie.

¿Por qué? Pues porque todo lo que aquí aparece son cosas que ya hemos estado viendo en los episodios anteriores, lo que pasa es que contiene algo que ha impactado mucho, algo que se venía mascando desde el principio de temporada (y yo ya os he ido comentando de vez en cuando). Aún así, con todo, hay que hacer el episodio y hay que hacerlo bien y, aquí, lo hacen. Primero porque deciden centrarse en un único grupo de supervivientes lo que, en este caso, ayuda a que aumente la tensión, porque no hay cortes de la misma, de escenario o de personajes. Segundo porque tiene a Melissa McBride en él y consigue dar en la diana siempre (ya comenté hace mucho lo que alegró que se le diera más a este personaje). Por último, juega con esas cosas que hay que jugar en un universo como el de esta serie y que no siempre han entendido cómo hacer o, si quiere, que hay que hacer.

Dilemas morales, situaciones “imposibles” en las que todos los podemos plantear cosas y un buen trabajo de con los personajes, tanto con los que aparecen en concreto con el concepto general del superviviente en su mundo. No se puede pedir mucho más.

El segundo episodio, el de esta semana, supone una ruptura con ese estilo pero de la misma forma que estamos teniendo a lo largo de esta segunda mitad, alternando formas de hacer avanzar a la historia y a los personajes. Eso sí, en general, en el caso de este episodio Us (Nosotros), se trata más de hacer avanzar a los personajes de manera literal, por lo que, en ciertos sentidos, supone un episodio de transición. Por suerte, no se queda ahí y se dedica, eficientemente, a darle más profundidad a dos grupos de personajes nuevos que, hasta ahora, tenían poco o nulo desarrollo y se quedaban un poco en la superficie. Eso siemrpe está bien, porque sigue añadiendo capas de actitudes ante el mundo que nos presenta la serie.

Además, mientras lo hagan, seguiré diciéndolo, se vuelve a hacer buen uso de los zombies, tratando de no caer en los mismos usos de siempre o en las mismas circunstancias, si no variando un poco orígenes, situación actual, apariencia… Eso, en una serie como esta, siempre es un alivio, y algo que en las primeras temporadas era algo que no parecían plantearse.

Ahora nos queda ver el final que, como pensábamos, nos va a juntar a bastantes personajes en el mismo sitio. Ahora, solo queda por ver de qué modo y cómo van a ir las cosas, porque sería fácil caer en cosas que ya hemos visto. Eso sí, lo que es por ahora, parece lo suficientemente diferente como para algo bueno pueda salir de aquí.

En USA, The Walking Dead se emite en AMC. En España, la emiten FOX y La Sexta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *